39 universidades de Chile se unen para crear el Laboratorio Nacional de Supercomputación

39 universidades, 4 centros de investigación y la Red Universitaria Nacional (REUNA) firmaron el convenio para la creación del Laboratorio Nacional de Supercomputación, dirigido a la comunidad científica local, con el fin de ofrecerle recursos de cómputo necesarios para mantener un grado de competitividad internacional, y también como una contribución al desarrollo del país de manera transversal.

El laboratorio cuenta con una capacidad de 5236 núcleos de cómputo, 266 TFLOPS de rendimiento, conexión Infiniband a 56 Gbps y 4.000 Terabytes de almacenamiento.

El ministro de Ciencia, Flavio Salazar, señaló que “uno de los objetivos del ministerio es avanzar hacia una soberanía nacional en la capacidad de análisis de datos, para que desde el Estado podamos articular la recolección y análisis de datos en una gobernanza común. Por eso quiero destacar la firma de este acuerdo que establece la voluntad de avanzar hacia una institucionalidad que permita crear, en el corto plazo, un Laboratorio Nacional de Supercomputación, y así garantizar una gobernanza de los datos y tener esa soberanía nacional respecto de este tema que es tan importante para el desarrollo de nuestro país”.

En Chile, la inversión estatal en infraestructura de supercomputación ha sido canalizada principalmente a través de fondos concursables, entregados por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID). Fruto de este financiamiento, nació en 2010 el Laboratorio Nacional de Computación de Alto Rendimiento (NLHPC, por su sigla en inglés), creado por el Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Universidad de Chile, junto a las universidades de la Frontera, de Talca, Federico Santa María, de Santiago, Católica de Chile, Católica del Norte. Su nodo de procesamiento está alojado en el CMM, donde se encuentra instalado Guacolda-Leftraru, el supercomputador más potente de Chile y uno de los más importantes de Latinoamérica dedicado a la academia.

Ante este desafío, con la experiencia de más de una década, desde el NLHPC se impulsó la propuesta de avanzar hacia la siguiente etapa, con la creación del Laboratorio Nacional de Supercomputación. Esto permitirá tener un financiamiento del Estado de manera permanente, con una gobernabilidad que siga asegurando los mejores estándares de transparencia y calidad del servicio, y dará los pasos para converger con el NLHPC en una estructura común.

Por su parte, la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, expresó que “el desarrollo de la supercomputación ha sido una prioridad para la Universidad de Chile desde hace 12 años, gracias al trabajo del CMM y su Laboratorio Nacional de Computación de Alto Rendimiento”. Asimismo, planteó que “por su envergadura e importancia estratégica hay materias que requieren de una aproximación colaborativa y la supercomputación es una de ellas. Pese a ser un desafío, la supercomputación también trae enormes retribuciones. Una plataforma como ésta, que funcionará bajo la lógica de la colaboración y permitirá el trabajo conjunto y equitativo entre instituciones e investigadores de prácticamente todo el sistema universitario, con un estándar de calidad internacional y respaldo estatal, es una noticia de primerísimo nivel para Chile”.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img

Noticias relacionadas

Redes sociales

22,341FansMe gusta
3,430SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias